sábado, junio 30, 2012

CUANDO EL INFIERNO SE CONGELE...

Alguna vez, se le preguntó a uno de estos "militantes de la memoria", los caranchos que lucran con el dolor y la muerte ajenos de los setenta, si nuestro país alguna vez alcanzaría la paz y la reconciliación.
Este "joven idealista", émulo de los que destrozaban gente con bombas en nombre de un mundo mejor contestó: "cuando el infierno se congele".
Viene a cuento porque en estos momentos, en el Penal Federal de Máxima Seguridad ubicado en Marcos Paz está cortada la calefacción, el agua caliente y el teléfono.
Desde hace algunos días los ancianos allí recluidos, ocupando el lugar de delincuentes comunes que son enviados a la calle por falta de espacio carcelario, se encuentran dentro de una roca fría, en medio del campo, en invierno.
Los presos comunes podrían correr igual suerte. Pequeña diferencia, no es lo mismo para un joven de veinte años un resfrío que para un anciano de setenta, ochenta, noventa...
Los especialistas aseguran que las cárceles argentinas no están preparadas para mayores de cuarenta años. Es por ello que se ha diagramado toda una legislación tendiente a enviar a sus domicilios a personas enfermas o mayores de setenta años. Toda una legislación humanitaria que no se aplica a los ancianos militares o policías que lucharon contra la guerrilla.
No es de extrañar, este lento genocidio, insidioso porque se lo disfraza de justicia, es llevado adelante por un "joven idealista" que se autodenomina desafiante "negro de mierda", nombre que comparte con una subagrupación de la Cámpora.


Victor Hortel, (foto) es el encargado de prodigar el divertimento favorito de la Presidente. Como los alcahuetes de Nerón,  le ofrenda espectáculos sádicos, en el circo vicioso de gobierno.
Es que los jóvenes de la Cámpora hacen todo por adular a la Presidente quién se pierde más y más en la  monomanía del pasado.
Tal vez no alcancemos nunca la paz y la reconciliación pero el infierno ya se congeló y la sociedad, cada día, despierta un poco más de su sopor que ya ha durado varias décadas, en una paz edulcorada. El enfrentamiento subyacente que ha evadido tanto tiempo, en nombre de una paz postiza, ya no se hará esperar.

lunes, junio 25, 2012

VATAYON MILITANTE

No, no es un error ortográfico, así es el nombre de la agrupación de "creativos" que visita las cárceles prodigando alegría, música y baile :, "VATAYON", con el confeso propósito de escandalizar a los "zapatitos blancos" que venimos a ser todos  los que no vivimos del delito ni de la política, que en un misterioso punto se tropiezan.


En el primer video, el Director del Servicio Penitenciario, Victor "Satanás" Hortel (aclaro que el epíteto ha sido elegido por él mismo, no por los desdichados presos políticos que lo sufren) explica sus teorías de avanzada, en cuanto al tratamiento de readaptación de delincuentes comunes.


Se puede observar que los presos comunes, junto con los miembros del "Vatayón", pintan el muro externo del Complejo Penitenciario Federal N 2 ubicado en Villa Devoto. Lo pintan, obviamente, desde afuera del penal, con poca o nula vigilancia.


Pregunta: si alguno de estos improvisados artistas de traje a rayas se escapa, nos enteraremos alguna vez?  Con el régimen de silencio impuesto desde las más altas esferas de gobierno y el mismo silencio cómplice de los jueces cobardes, quienes son encargados de vigilar el cumplimiento de sentencias, es difícil de creer. 


Seguramente lo descubriremos al volver tarde a casa, o transitar algún callejón obscuro. 


http://www.youtube.com/watch?v=1Y-E7JVTI3c




En el segundo video, podemos apreciar a los presos comunes sentaditos como en misa, deglutiendo el material ideológico que sus benefactores les exhiben, como impuesto molesto que les deben  por  tantas horas de baile, risas, y color.


https://www.youtube.com/watch?v=5B36CwN2Chs&feature=player_embedded


sábado, junio 23, 2012

Flores de Acero

A minutos de saber que sus maridos han sido trasladados lejos, a prisión común, las mujeres de AFYAPPA realizan este jueves 21 de junio, con el mismo coraje y valentía de siempre, el programa "De eso no se habla".
Flores de acero.




.

jueves, junio 21, 2012

"Negros de mierda" (la revolución desde el delito común)

http://site.informadorpublico.com/?p=13309


“Negros de mierda”

junio 18, 2012
By 

Muchas veces la estupidez puede ser peligrosa, pero en política, lo es casi siempre y, si viene cargada de ideologismo y resentimiento, ya no caben dudas de su peligrosidad. Pese al tiempo transcurrido de la tremenda decadencia que nos agobia, no terminamos de acostumbrarnos a soportarla y lógicamente queremos sacárnosla de encima cuanto antes. El esfuerzo bien vale la pena. La vulgaridad del título que hoy utilizamos forma parte de ese esfuerzo o, al menos, ésa es la intención. También es el nombre elegido por un grupo de jóvenes que decidieron con esas mismas palabras ingresar en esa agencia de colocaciones llamada “La Cámpora” y ocupar un puesto en el sistema administrativo de nuestra burocracia. No hace mucho, uno de sus principales activistas -un verdadero jefe militante- resolvió probarse a sí mismo y se vistió con el adecuado atuendo de “pibe chorro”: zapatillas sin medias, pantalones ni cortos ni largos, una camisa sucia y desordenada, una barba de varios días y la testa coronada con la clásica gorra de visera invertida. Con las manos en los bolsillos y “silbando bajito”, como en el tango, encaró decidido hacia la guardia externa de una cárcel ubicada en la periferia capitalina e inevitablemente, fue detenido por el agente del Servicio Penitenciario Nacional que, atento, ocupaba su puesto.
Divertido, el desarrapado joven lo miró desafiante a los ojos y se identificó como el nuevo Director Nacional del Servicio. Constatada su identidad, los asombrados guardianes lo recibieron y acompañaron a Víctor Hortel -tal es su nombre y apellido-, abogado y escribano de unos cuarenta años de edad que inauguró el estilo de hacer inspecciones sorpresivas con ese atuendo. Su llegada al importante cargo que ahora ocupa se concretó gracias a los esfuerzos del CELS, que dirige Horacio Verbitsky, y a su vinculación con el CUD, el organismo universitario que funciona en las cárceles y que le dio el título de abogado a Sergio Schoklender.
Desde que está en funciones, no fue difícil observar que Hortel no abandonó su afición a las bebidas espirituosas, realidad que a veces explicó la adopción de medidas extrañas que rompieron y rompen el estilo y las normas que rigen la función de tratar con detenidos de diversas categorías. Es partidario de que en las cárceles de mujeres a las presas se les organicen fiestas para que bailen con sus guardianes, iniciativa que fue enfáticamente resistida por los especialistas en la materia por las obvias razones nada difíciles de advertir, con el agregado de que en el fondo, como objetivo principal, existe la ideología que apunta a destruir las jerarquías y el orden. Pese a todo, el debate continúa, como también la especialidad adoptada, que no depara sorpresas, habida cuenta de las circunstancias: las requisas en aquellos calabozos donde están recluidos los presos políticos. Como si la inconstitucionalidad y persecución a la que son sometidos fueran insuficientes, el propio Víctor Hortel se dedica a fotografiar los pocos bienes que poseen, al mismo tiempo que hace notar hasta el exceso la autoridad que posee.
En ejercicio de ese detalle, organizó para los delincuentes verdaderas “batucadas” con tamboriles y un derroche de alegría que altera las formas del ámbito donde se desempeña. Mantiene conversaciones con los presos comunes que exceden las normas de la prudencia y que, salvando las distancias, traen a la memoria la opinión social y política que le merece al ministro de la Corte Suprema, Dr. Zaffaroni, el sentido de la culpa con que viste su concepción doctrinaria sobre el derecho penal. Para Hortel, corresponde mantener una vínculo coloquial con la población encarcelada por distintos delitos comunes y ofrecerle beneficios de toda naturaleza, al mismo tiempo que se muestra despectivo con los integrantes del Servicio Penitenciario. Éstos guardan un significativo silencio acerca de la situación y nada dicen de la irrupción de jóvenes “camporistas” en los distintos niveles administrativos y especializados de la difícil tarea que desempeñan. Hay reemplazos y designaciones, altas y bajas, y las novedades trascienden a duras penas, excepto aquellos actos como los que registran las fotografías que ilustran este comentario.
Nuestros lectores se asombrarán, pero pueden acercarse, por ejemplo, a la cárcel de Villa Devoto, la misma cuyos vecinos todavía recuerdan el extraordinario y peligroso escándalo que se registró en mayo de 1973, cuando Abal Medida, Esteban Righi -para ese entonces ministro del Interior del flamante presidente Héctor J. Cámpora y hoy en desgracia- organizaron la salida desorganizada e ilegal de los jóvenes subversivos que luego amnistió el Congreso y que de inmediato “volvieron a las andadas”, como quien dice. En los hechos, ese suceso concretó la decisión de Juan Perón de sacarlo a Cámpora de la Casa Rosada, lo que se concretó cuarenta y pico días después.
La coqueta puerta pintada de rosa es la misma que se intentó derribar para liberar a todos los presos, lo que pudo evitarse gracias a la decidida acción de los Penitenciarios, que impidieron desgracias mayores. Hubo muertos y heridos, y lo ocurrido forma parte de una historia que se quiere tergiversar pero también repetir.
La pintada, las coloridas flores y la curiosidad de la mujer que simbólicamente rompe las cadenas, por órdenes expresas de Hortel, está a cargo de un grupo de presos que ya en la calle deben quedar bajo la vigilancia de un único guardia. Cuando se le señaló al Director el peligro potencial de que uno de los “pintores” pudiera escapar, la respuesta es difícil de calificar, clasificar o interpretar: “bueno… entonces que se vaya…” Como podrá observarse, el espíritu “liberador” y la capacidad de iniciativa de la que hace gala el jefe militante de la línea interna “Negros de mierda”, se tradujo en la falta de ortografía que caracteriza a los integrantes del curioso batallón (vatayón) de presidiarios dedicados a desparramar ideología entre los de su misma categoría. Esperanzados, aguardan que en algún momento se concrete la libertad alcanzada para cumplir con lo que deben hacer a partir de su reclutamiento.

BATALLÓN MILITANTE



Carlos Manuel Acuña
 

domingo, junio 17, 2012

EN EL DIA DEL PADRE, A LOS QUE ESTAN Y A LOS QUE TENEMOS EN EL RECUERDO. A NUESTROS PADRES QUE SIEMPRE HICIERON TODO  POR NOSOTROS, QUE NOS DEFENDIERON CUANDO ERAMOS CHICOS, NOS CUIDARON Y NOS ENSEÑARON EL CAMINO RECTO DE LA LUCHA SIN CLAUDICACIONES.
A TODOS LOS PADRES QUE ESTAN PRESOS PERO QUE SON ORGULLO DE SUS HIJOS PORQUE LOS SABEN INOCENTES, PERSEGUIDOS POR UN GOBIERNO CORRUPTO QUE TAPA SUS NEGOCIOS CON TEATROS JUDICIALES.
EN PARTICULAR A UN PADRE DEL ALMA, UN SACERDOTE, QUE ESTA PRESO POR SU COMPROMISO CON LA VERDAD, OPINADOR POLITICAMENTE INCORRECTO, ODIADO POR NO CALLARSE: PADRE CHRISTIAN VON WERNICH.


http://horaciopalma.blogspot.com.ar/2012/06/carta-del-padre-christian-von-wernich.html


Carta del Padre Christian von Wernich desde GuanKánamo


Día del "Padre"

Hace unos días concurrí al Penal Federal de Marcos Paz. Visité el Módulo 4, donde una centena de Hombres viejos, casi todos enfermos, pasan sus últimos días de vida. Todos los detenidos de los que hablo han sido perseguidos política y judicialmente por el régimen que nos gobierna. Algunos ya han sido juzgados por tribunales especiales, otros hace muchos años que esperan un juicio con sentencia ya escrita.
El escrito que hoy publico me lo entregó el Padre Christian Federico von Wernich, Sacerdote. En septiembre próximo cumplirá 10 años en prisión y hace unos días cumplió 74 años. Cada vez que su salud flaquea, cada vez más seguido, es llevado a recorrer distintos hospitales públicos pues muchos médicos, del Estado que vanagloria de su política de derechos humanos, se niegan a darle atención. Sí, los mismos médicos que realizan abortos sin cargo de conciencia para el Estado.
Bien, a él le pedí un mensaje que hoy comparto con ustedes…

Horacio R. Palma
El Dia de Gualeguay
Gualeguay
Entre Rios





“Mi Cristo como Preso Político”

En la Capilla del Módulo N°4 del Penal de Marcos Paz, donde estoy alojado como Preso Político, está pintado este Cristo de “El Greco” que están viendo.
¿Por qué lo llamo “Mi Cristo como Preso Político”? Pues he encontrado semejanzas en esta pintura con lo que he vivido y vivo desde Septiembre de 2003; Les detallo algunas:
Cristo fue injustamente condenado por un “tribunal popular” que gritaban pidiendo la libertad de un ladrón, Barrabás, y que un inocente, Cristo, sea condenado a muerte.
Lo mismo pasó con mi condena, pues las turbas pedían mi Cabeza y para complacerlos los “Tribunales” no se lavaron las manos como Pilatos sino que violaron toda ley escrita e interpretaron como ley el odio, la venganza y la corrupción “vendiendo”, como Judas, mi condena a un precio muy alto: negando la Verdad y aceptando falsos testimonios dentro del “circo romano” que fue el pseudo juicio que tuve.
Cristo lleva la pesada Cruz en la que entregará Su vida, en Su hombro, la abraza con Sus dos manos sabiendo que aceptaba la injusta condena a muerte del “tribunal popular” mirando al cielo, ofreciendo Su vida por la reconciliación de los hombres con Dios y entre los hombres para la salvación eterna.
También yo llevo la Cruz de mi falsa condena apoyada sobre mi hombro y la abrazo con mis dos manos pues se que ella, la Cruz, me hace digno de Cristo pues así El lo dijo: “ El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su Cruz y me siga” (Mc. 8,34, Lc 9, 23; Mt 16, 24)
Miro también, en mi cautiverio, hacia arriba pidiendo que Dios tenga misericordia y perdone a mis “captores” que poseídos por Satanás, están llenos de sentimientos de odio y venganza que los han llevado, como Judas, a “vender” al inocente antes que aplicar la ley y la Constitución Nacional. No tuvieron en cuenta lo que dijo el Señor Dios: “El malvado obtiene un salario engañoso, y que el que siembra justicia una recompensa segura” (Proverbios 11, 18)
Todo esto hace que pueda tener los mismos sentimientos que hay en Cristo y que me recuerdan que debo ser “perfecto como es perfecto el Padre que está en el cielo”. (Mt. 5,48) viviendo lo que me prometió el Señor cuando dijo: “Felices ustedes cuando sean insultados y perseguidos y cuando se los calumnie en toda forma a causa de Mi” (Mt. 5, 11)
Hay otras semejanzas que puedo comparar, desde la pintura, con mi vida de “cautivo” en el Penal, pero se haría muy largo este correo.
Que todo sea para la Gloria de Dios y que “la noche no nos encuentre enojados para no darle ocasión al demonio” (Ef. 4, 26b)
Bendiciones   † en María Madre
                                                                     P. Christian von Wernich
Monasterio Cárcel CPFII
1727 Marcos Paz





Nota:
             Ud. Que puede estar “preso” en su casa por la fuerte inseguridad que se vive con los robos, crímenes y secuestros, lo invito a que mire esta imagen de Cristo que le adjunto orando por unos minutos pidiendo que el Señor le envíe el Espíritu Santo para que proteja  a Ud. Y su familia. También por la paz y la reconciliación en nuestra Patria tan dividida por el odio y la venganza.
              Comparta también con su familia y sus amigos la oración así todos obtendremos lo que pedimos al Señor recordando lo que El nos dijo: “Les aseguro que todo lo que pidan al Padre él se los concederá en mi nombre” (Jn. 16, 23 b) y  también nos dijo:“Pidan que se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá. Porque el que pide recibe, el que busca encuentra, al que llama se le abrirá” (Lc. 11, 9-10)
   A Vencer el mal, que está oscureciendo la luz del corazón, con el poder de la oración y a llenarse con los dones del Espíritu Santo para vivir en paz, armonía y reconciliación        

P. Christian von Wernich
Monasterio Cárcel CPFII
1727 Marcos Paz
JUEVES 21 de JUNIO a las 19:00 Hs. en el CLUB ESPAÑOL, sito en BERNARDO DE IRIGOYEN 172 (entre Hipólito Yrigoyen y Alsina) 2do. Piso de C.A.B.A.: Presentación del libro "LOS TRAIDORESde CARLOS MANUEL ACUÑA. La presentación estará a cargo del propio autor y del Dr. VIcente Massot.


http://site.informadorpublico.com/?p=13236


¿Quién le teme a la anarquía?

junio 17, 2012
By 
Seguramente serán muchos, sobre todo para aquellos que por su cultura la conocen o la vivieron en carne propia. Hay varias -no muchas- clases de anarquía pero las más sensibles y expresivas de una tragedia son las que, además del factor jurídico y moral, afectan a la vida misma. No se trata solamente del vuelco de las instituciones, la anulación de las jerarquías o la ruptura del orden, sino que abarca a la vida misma, la pone en situación de riesgo y la violencia física ocupa el centro de los acontecimientos. La Argentina soporta todos estos componentes diferenciados entre sí por la intensidad diversa y la potencialidad de su agravamiento en el escenario, con todas las derivaciones o subcasos que van desde la ausencia de una política exterior -es decir, la que refleja o depende de la realidad política interna- hasta la incertidumbre cotidiana y la imposibilidad de vislumbrar soluciones. La mentira desciende desde el poder al que se le pierde el respeto o genera miedo que viene a ser casi lo mismo. El humor trata de aferrarse a todo lo que representa aquello que dejamos dicho e ingresa a los medios o a la tradición oral para diluirse casi enseguida en una inquietud que llena las conversaciones. Se manipulan los espectáculos o programas televisivos para desviar la atención pero, a la larga, los hechos tienden a imponerse. A veces sucede poco a poco hasta que cobran velocidad y se depositan en la frase común que asegura que se aproxima un desenlace y que, cuando éste no es definitivo, sólo cabe esperar una escalada cuyo final se ignora.
Todos los actores de la vida nacional están afectados de lo mismo. Algunos callan, como la mayoría de los políticos, y hasta los oficialistas o responsables saben con precisión que la ausencia de un liderazgo genuino invalida los esfuerzos. Los callejones sin salida se multiplican y, si bien el tema económico tiende a imponer su angustia, ingresan con fuerza los ideologismos, que se convierten en resentimiento y afectan la convivencia. Es cuando nacen los rumores, las versiones más contradictorias, la negación de lo evidente o la transfiguración de las apariencias que tejen y destejen la tranquilidad pública y personal. Así y ya descendiendo a lo que sucede diariamente a veces de manera estrafalaria, una simple enfermedad del primogénito presidencial se transforma en un suceso de intensidad variable y asombrosa. Nacen las preguntas que intentan razonar sobre los motivos reales que llevaron a su madre, la presidente de la ex República Argentina, a dar la orden de remontar vuelo nuevamente en el avión presidencial que había llegado al Aeroparque después de un largo viaje. ¿Una rodilla afectada por la artritis podía justificar la medida? Como la respuesta fue y es negativa, el diagnóstico rápidamente se transformó en una úlcera o un sorpresivo problema gástrico para luego volver a lo primero o una clásica afectación en la nariz. Esto llevó a los observadores a sacar cuentas del costo de esta operación, bajo el impulso de la crisis económica y social que progresa por momentos. La indignación subió unos cuantos grados pero por el momento no va más allá de las explicaciones por la disminución de las cacerolas que adquirieron el valor de la incredulidad política.
Entonces aumentan las preguntas y trascendidos. ¿Es verdad que Máximo sufrió un balazo en la pierna? Los analistas lo marcan como posible dadas las disidencias que sumadas a la alteración de las costumbres y del alcohol, lentamente afloran dentro de La Cámpora. Como siempre y sobre todo cuando las crisis son vulnerables a los malos ejemplos, aparece la cuestión económica. Por ejemplo, los millones y millones de pesos que el jefe y legislador camporista (¿o cristinista?) José María Ottavis Arias atesora en los bancos Patagonia, Corrientes y Francés, o el manejo de la sociedad anónima que comparte con una ex pareja y que dio como domicilio una muy modesta casa en la localidad de Berazategui. Todos comienzan a mirarse de reojo entre sí, a comparar lo que el gobierno les paga por dar sus nombres o viajar al interior del país para abrir locales y reclutar simpatías. La tarea se despliega gracias a dádivas menores que se convierten en importantes frente al desempleo, pero los subsidios pierden progresivamente su importancia relativa mientras crece la posibilidad de que sean suprimidos totalmente. El mal humor cunde al ritmo de las dudas.
Parte de los economistas más reconocidos -pro o contra gobierno, ya no importa- contradicen públicamente, unos más, otros menos, el pesimismo que trasmiten en privado y aceptan las inquietantes noticias que se hablan en las embajadas o en las reuniones sociales. Apabullan los datos indicativos de que jovencitos de La Cámpora visitan a determinados presos por delitos comunes prometiéndoles la posible libertad siempre y cuando la conquisten colaborando con el gobierno “cuando llegue el momento en que se los solicite”, barbaridad que afecta el ánimo de los guardiacárceles y empuja a estos conspiradores oficialistas a encerrarse más aún en el secreto con que se mueven. En el interior, productores, trabajadores de distintas categorías, consumidores o preocupados dependientes de un salario que se agota, comienzan a entender por qué se silencian a rajatabla los éxitos de los pronunciamientos de la gente de campo que, empujada por este ocultamiento, se aviene a conversar con otros sectores para sumarse en un frente común. ¿Por qué únicamente el nuestro y otros medios electrónicos fueron los únicos en publicar que una concentración de un mil cien (1.100) tractores acompañados de camionetas y gente de a caballo se concentraron días atrás en la localidad de Guerrico…? Hasta el gobernador de la vecina Río Negro se acercó a la reunión para intentar una muestra de optimismo que de buenas maneras nadie le creyó. La cuestión tiende a acelerarse y apura las conversaciones intersectoriales aún indefinidas. Como siempre ha sucedido, la cuestión fiscal es el telón de fondo de los grandes acontecimientos políticos.
El gobierno tiende a desgranarse cada vez más rápido. Santiago Cámpora, el joven nieto de Héctor J. Cámpora, concejal de la localidad bonaerense de San Andrés de Giles -donde su abuelo desplegaba su condición de estanciero- resolvió sumarse a la agrupación Juan Domingo que, como sabe, responde al gobernador Daniel Scioli y se opone abiertamente a La Cámpora. El suceso es emblemático y naturalmente tiene su miga. Hace pocos días, el jefe piquetero Luis D’Elía mantuvo vivas diferencias con un ciudadano. El debate se prolongó en el tiempo hasta que las diferencias se acortaron y nació una buena relación. Ambos iban a anunciar ese acuerdo pero D’Elía debió renunciar a un anuncio conjunto “por órdenes superiores”. Obviamente, primó el pensamiento “amigo-enemigo” como dinámico estilo político que se agudiza a medida que se ahondan los problemas.
Esto sucede a la par del ahondamiento de las preguntas que carecen de respuesta y la convicción de que las mentiras se extienden junto con la corrupción. De Vido quiere renunciar y no lo dejan y en tanto la internación de Máximo abre más conjeturas, como ocurre cuando se miente u ocultan los motivos. Así, se especula con un eventual balazo en la rodilla de Máximo que yace entre las sábanas de un hospital de máxima complejidad y la gente se pregunta si fue a raíz de un arma que manipulaba o por otra cosa. ¿Accidente, intereses o desencuentros políticos…? La falta de claridad coloca a la credibilidad en una encrucijada.
Entre tanto, desde las filas de las Fuerzas de Seguridad abundan las anécdotas sobre el desencuentro a que es llevada la Gendarmería Nacional con las distintas Policías, especialmente la Federal y la Bonaerense. De guardiana de las fronteras, la Gendarmería Nacional es llevada a levantar infracciones de tránsito en las rutas y el narcotráfico pasa libremente por el colador en que se transformaron los desguarnecidos límites del país. Los más responsables siguen con especial atención el problema que incluso genera disconformidad entre la Fuerza. Sus dos principales centros de conducción operativa, ubicados en Campo de Mayo y Rosario, reflejan en parte y con sutileza esta situación que ofrece otros dos lugares parecidos. En General Acha (¿o habrá que decir Acha simplemente?) lleva su presencia a La Pampa y esto despierta comentarios allí y en otras partes. Obviamente, las Fuerzas Armadas no son consideradas frente a un panorama cargado de alarma apenas escondida, sobre todo cuando dentro de estas últimas se repite que no intervendrán “de ninguna manera” ante los desbordes que podrían suceder antes de que lleguen los ingresos de la próxima cosecha. El campo, siempre presente en el escenario, medita sobre los pasos a seguir.
Carlos Manuel Acuña

viernes, junio 15, 2012



Carta abierta a la abogada de Bettini

junio 14, 2012
By 

Doctora Blasco Lebrero:
Ayer, en nuestra redacción se recibió un mail suyo, cuyo texto es el siguiente: Apreciados Señores,
Me dirijo a ustedes por mandato del Sr. Carlos Bettini Bettini que solicita se elimine la información relativa a sus datos personales que constan en la siguiente URL:http://site.informadorpublico.com/?p=12760
Del mismo modo solicito que dicha información sea desindexada de los buscadores que corresponda.
Quedo a su disposición para cualquier consulta que pueda surgir.
Atentamente,
Susana Blasco Lebrero
La solicitud en cuestión se refiere al artículo “Cristina, Bettini, Devoto y el asesinato del Capitan Bigliardi“, queinformadorpublico.com reproduce dehttp://diariopregon.blogspot.com.ar/2012/06/la-presidente-nego-el-pasado-montonero.html el 9 de este mes. La nota se refiere a la historia de Jorge Devoto, un oficial de la Armada desaparecido durante el último proceso militar, al cual la presidente acaba de ascender -post mortem- al grado de Capitán de Corbeta. Luego, el periodista analiza la vinculación entre Devoto y el actual embajador en España, Carlos Bettini, cuando ambos integraban la organización Montoneros. En particular, se detalla la supuesta participación de ambos en el asesinato del Capitán de Corbeta Jorge Bigliardi, ocurrido el 5 de enero de 1975, cuando éste salía de compras con su hijo menor.
Doctora, respecto de su pedido, quiero expresarle mi sorpresa, porque no es frecuente que la abogada de un funcionario de primer nivel, como lo es el embajador en España, se dirija a un medio de comunicación solicitándole “se elimine” la información volcada en un artículo que, en este caso en particular, no fue escrito por nuestra redacción sino reproducido de otro medio. También me sorprende, contando con 22 años de ejercicio de la abogacía, que un pedido formal como el suyo no esté acompañado de la debida fundamentación que lo justifique, por ejemplo, la inexactitud o falsedad del contenido, etc. Debo interpretar entonces que, por lo menos en primera instancia, usted no está cuestionando la veracidad de la información publicada sino pidiendo que la misma sea “eliminada” porque afectaría la imagen del embajador Bettini. Le hago presente, entonces, que los hechos referidos en el artículo en cuestión fueron anteriormente publicados por otros medios e incluidos también en libros, por ejemplo, Por amor al odio, de Carlos Manuel Acuña. Y debo manifestarle también mi extrañeza ante el hecho de que se pida borrar la información -en definitiva, un modo de desinformar a los lectores- en vez de ejercer el derecho a réplica expresando sus puntos de vista sobre los hechos referidos por el periodista.
Si su cliente participó del asesinato a sangre fría del Capitán de Corbeta Bigliardi no es, en realidad, el tema de esta carta. Lo que está en juego a partir de su amable solicitud es si un medio periodístico debe autocensurarse ante el requerimiento de un funcionario público, realizado en este caso a través de su abogada. Sutilmente y a través de un pedido, el embajador Bettini estaría tratando de que el medio que dirijo se autocensure y su mail, de algún modo, refleja un procedimiento encaminado a estorbar o impedir la difusión de ideas. Si su cliente, en vez de ser embajador argentino en España, fuera un simple particular, su solicitud no afectaría en lo más mínimo el ejercicio de la libertad de prensa. Por otra parte, los hechos relatados en la nota no tienen que ver con cuestiones íntimas ni protegidas por el derecho a la privacidad sino con una cuestión de trascendencia pública, como lo es un atentado terrorista. Pero la realidad es que el embajador Bettini es un representante del Poder Ejecutivo Nacional. Su pasado político, su participación en una organización terrorista y aun sus ideas, son entonces temas de interés público y no simples cuestiones privadas. De acceder yo a su pedido, el resultado sería que estaría censurando información ya publicada y a disposición de los lectores, cediendo a la presión de un alto funcionario que, por otra parte, formula su requerimiento sin explicarlo en lo más mínimo. Distinta sería la situación si usted o su representado refutaran con pruebas las afirmaciones vertidas en la nota en cuestión, porque entonces la ética profesional nos obligaría a considerar su pedido.
En los actuales términos, debo responder entonces negativamente a su solicitud. Lo debo hacer también porque, como vienen señalando la SIP, ADEPA y otras instituciones que agrupan a los medios periodísticos, la libertad de prensa en la Argentina está gravemente amenazada por el avance sobre la misma del Estado Nacional. Esto ocurre a través de medidas restrictivas, de la utilización coactiva de la pauta de publicidad oficial para digitar los contenidos, la intervención gubernamental en las empresas periodísticas, los permanentes ataques de los funcionarios a los medios independientes y la instalación de un clima de intimidación y autocensura. Este contexto, lamentablemente por cierto, descalifica su pedido, convirtiéndolo en una presión disimulada. Por estas razones es que no vamos a “eliminar” la nota referida al pasado en Montoneros del embajador Bettini.
La saludo con mi mayor consideración.
Carlos A. Tórtora




http://site.informadorpublico.com/?p=12760


Cristina, Bettini, Devoto y el asesinato del Capitán Bigliardi

junio 9, 2012
By 

La presidente negó el pasado montonero de Jorge Devoto, y sus familiares guardaron silencio. En la foto: Carlos Bettini (2° de la derecha, sentado), y su novia Cristina Wilhelm (parada, 2° de la izquierda), mirando un partido de rugby en la Plata.
En el acto que encabezara la presidente de Argentina Cristina Wilhelm en el Edificio Libertad, el día 6 de Junio de 2012, sede de la Armada Argentina, negó el pasado de militancia montonera de Jorge Devoto.
PROVOCADORES DEL GOLPE
Tras la lectura y entrega del Decreto por el cual realizó el ascenso post mortem al grado de Capitán de Corbeta del Teniente de Fragata Jorge Devoto, la Presidente hizo uso de la palabra. Centró su discurso en la referencia a que Devoto fue un desaparecido, y que se había opuesto al golpe militar de 1976.
Sin embargo, el objetivo claro de todos los grupos de milicias subversivas que actuaron en el país era precisamente ése: provocar el vacío de poder para ocuparlo ellos, o que un golpe militar produjera una ruptura constitucional para servir como excusa a sus acciones pasadas y futuras.
El golpe militar se produjo, y fueron los militares quienes vencieron en la guerra contra la subversión, ya que el conflicto se había planteado claramente en términos de una guerra.
PREMIANDO A AMIGOS
Familiares de Devoto y de Bettini estuvieron presentes, recibieron las jinetas y el Decreto, guardando silencio también sobre la militancia montonera del homenajeado. Entre otros funcionarios, estuvo presente en el acto el Canciller porcionista Héctor Timerman.
La Presidente saludó a las familiares, y a la hermana del Embajador en España, Carlos Bettini, y se retiró sin más. Recordemos sobre el particular, la causa de Southern Winds en que se llevaban periódicamente valijas con drogas con destino a la Embajada de Argentina en España… en la cual el Embajador, por supuesto, no tiene nada que ver ni que declarar.
Los familiares también guardaron silencio sobre la grave omisión al asesinato de Bigliardi.
PECADO DE OMISIÓN
La versión oficial de la Historia queda así mutilada, ya que si los montoneros consideraban un acto de guerra heroico, muestran actualmente, ya en el poder, incluso la mayor cobardía de no reconocer las acciones que efectivamente desarrollaron. Es posible que la fecha haya sido elegida por ser aniversario del episodio que llevó a la muerte al Capitán de Corbeta Bigliardi.
En su discurso la Presidente, omitió señalar los antecedentes de Jorge Devoto, quien marcara a Bigliardi, interventor de YPF para ser ejecutado por Carlos Bettini. Devoto luego fue un desaparecido, junto con otros de sus familiares.
Sin embargo, los hechos no son tan claros como debieran, y al momento de reconstruir la historia hay datos contradictorios.
RECONSTRUYENDO LA HISTORIA
El asesinato del CC (RE) Bigliardi se produjo en La Plata, cuando Bigliardi volvía con su hijo de comprar en una casa de pastas un domingo por la mañana, con la metralla, los ravioles volaron por el aire mientras él caía muerto con su hijo menor de 8 años por testigo.
El hecho ¿Fue en el año 1975 o 1976? ¿Fue en enero, en junio o en julio? ¿Fue un día 5, un día 6, un día 12 o un día 14?
Las versiones sobre esto son contradictorias, cuando no debiera ser así, ya que la fecha de los sucesos debiera ser exactamente determinada.
Incluso se mencionan en las diversas versiones fechas concretas que no caen un día domingo, que convierten en más incierta aun la versión. Curiosamente, el 6 de junio de 1976 fue domingo (durante el Proceso de Reorganización Nacional), y también es una de las fechas posibles.
“SOMOS NOVIOS”
Carlos Bettini hoy embajador en España, habría sido novio de Cristina Wilhelm en su juventud, pertenecía a la Columna Capital de Montoneros.
Cabe destacar que la actual Presidente de Argentina, nacida en Tolosa, no tiene por apellido real el de Fernández, que corresponde a su padre “adoptivo” quien la reconociera legalizándola tras su matrimonio con Wilhelm, que luego sería madre de la única hija común con Wilhelm, que es hermana de Cristina. Por ello, el apellido real de la Presidente es Wilhelm, no Fernández. Cristina sería hija de un reconocido Contador que no se hizo cargo ni de darle el apellido ni de pasarle una cuota alimentaria.
Carlos Bettini manifestó un extremo compromiso y militancia montonera, que lo condujo a asesinar por la espalda de varios tiros al Capitán de Corbeta (Retirado hacia muchos años) Jorge Bigliardi el 5 o el 12 de enero de 1975 (durante el Gobierno constitucional), cuando salía de su casa con un hijo menor de edad a hacer compras familiares del domingo por la mañana.
MATAR A UN VECINO…
Al mediodía de ese domingo, Bettini con su hermano y otro miembro de la Organización Montoneros (Devoto) estaban parados frente al edificio de departamentos conocido como “Edificio YPF”, calle 53 e/ 7 y 8 de La Plata. Carlos Bettini alias “Soldado Emilio” escondía entre sus ropas un revolver 357 Magnum. Los tres esperaban la salida de Jorge Bigliardi para matarlo.
Se comenta que Bigliardi había sido elegido por ser marino, porque ya hacía varios años que estaba retirado, porque además eran amigos y vecinos de Bigliardi, lo cual les permitía conocer todos sus movimientos para acercarse y dispararle sin ningún riesgo ni despertar sospechas en su víctima. El capitán Bigliardi era de la Promoción 79 de la Escuela Naval Militar. Estaba retirado desde hacía unos años, y en aquel momento trabajaba en el Astillero Río Santiago (hoy dirigido por Julio Urien).
Era Jorge Bigliardi un hombre de familia, casado, con dos hijos pequeños. Oficial de la Armada retirado pocos años antes, se desempeñaba como Jefe de Seguridad de Astilleros Río Santiago y se movía sin custodia alguna, no por temerario sino porque su bonhomía le hacía pensar que no tenía enemigos. Siempre repetía: “No tengo enemigos”.
PLAN DE JORGE DEVOTO
Jorge Devoto, cuñado de los hermanos Bettini, por estar casado con su hermana, también era marino y vivía en el mismo edificio que Bigliardi, y fue él quien propuso convertirlo en víctima para ser asesinado.
Bettini iba a disparar, pero justo Devoto había bajado con Bigliardi y su nieto y todos salieron juntos del ascensor del edificio en que vivían. Una vez que su víctima fue a hacer su habitual mandado, Devoto explicó que al estar frente a su puerta, Bigliardi salió de golpe y no se pudo esconder, confirmando a Bettini que iba a comprar ravioles.
Carlos Bettini decidió esperarlo, y quedó solo durante 20 minutos.
Bigliardi regresa y estaciona su auto en la esquina de su departamento. Allí mismo está el “soldado Emilio” empuñando su revolver 357 Mágnum escondido bajo la ropa. Bigliardi desciende del auto y camina hacia ellos, y los saluda considerando la relación amistosa que los unía hasta entonces, según había creído Jorge Bigliardi. Bettini lo llamó por su nombre, Bigliardi lo vuelve a saludar, y es asesinado a balazos mientras alcanza a gritar “Canallas” cuando comprende lo que significaba el arma en la mano del “soldado Emilio” apuntando hacia él, y antes de recibir el disparo mortal en el cuello.
Tras disparos sellaron la muerte de Bigliardi, cuyo cuerpo cayó hacia atrás, y quedó tendido en la vereda con un hilo de sangre que salía de su cuello. Bettini guardó velozmente su arma, corrió unos 20 metros, y después para disimular serenidad disminuyó el paso hasta llegar a su auto y escapar. Mientras Bigliardi moría sobre el pavimento, a los 47 años, dejando a su mujer sin esposo y dos hijos menores de 8 años, Bettini se fue tranquilamente a jugar al rugby al San Luis.
ALGUNOS DATOS
BETTINI FRANCESE, Carlos. NG (Nombre de Guerra): “Germán” o “Emilio”
Hijo de: Antonio Bautista y Marta del Carmen
Estado Civil: Separado de NG. LILIANA
Hermanos: Marcelo (muerto) y Marta Maria Mercedes
Familiares:
DEVOTO, Jorge Alberto Daniel (Cuñado) (desaparecido)
ANTECEDENTES
Durante el año 1973 comenzó su militancia en la JUP La Plata, pasando posteriormente a Barrial del Frente Territorial.- A fines de 1974 funciona como asistente del Jefe de la Regional Sur
Principios de 1976, integra las UBAC (Unidades Básicas de Apoyo de Combate) en La Plata. El 13 de junio de 1976, planifica y participa como protección del Equipo de Asalto en la muerte del Capitán de Corbeta (RE) Jorge Raúl BIGLIARDI. En la operación se utilizaron dos vehículos, como apoyo de desconcentración del armamento se utilizó un Rastrojero Dominio B-1.081.967 Propiedad de Antonio Bautista BETTINI. Según el interrogatorio efectuado a NG. Cristina, el Capitán BIGLIARDI se domiciliaba en el mismo Edificio en que vivía el Teniente Jorge Alberto Daniel DEVOTO, esposo de Marta Maria Mercedes BETTINI, quienes habrían aportado datos para la realización de la operación. Su hermano muere en una cita que cumple por su orden, dado que el causante era su responsable.
DESAPARECIDOS
Luego de los hechos, hubo una serie de desapariciones. Coincidentemente con la desaparición de Graiver (7 de agosto de 1976), Carlos Bettini se exilió en España. Su hermano muere días después en lo que Policía Bonaerense del General Camps calificó como “un enfrentamiento” con la Policía. En diciembre de 1976 su padre, el fiscal Antonio Bettini logra que le entreguen el cadáver de su hijo.
Luego, el fiscal es secuestrado el 18 de marzo de 1977. Su hija declara que iban a pedir por él un rescate. A los pocos días, su yerno el marino Devoto se presentó como testigo presencial en el Comando de la Armada y desaparece al ingresar al edificio Libertad de la Armada. Los militares le dicen a la esposa que seguramente pedirán por él un rescate. En el libro “El vuelo” el marino Adolfo Scilingo relató al periodista Horacio Verbitsky que todos sabían que Devoto había sido arrojado al mar desde un avión.
La serie de desapariciones siguió en abril del 77 con la desaparición de Edimé Peirano, pareja del actual embajador en España, Carlos Bettini. A los siete meses, secuestraron a la abuela materna del diplomático, Mercedes Hourquevie de Francese, a su chofer y al yerno de éste. Todos siguen desaparecidos.
LA MUERTE DE DEVOTO
Bettini, recuerda además que su cuñado, el marido de su hermana, el teniente de fragata Jorge Alberto Daniel Devoto, fue arrojado vivo en un vuelo de la muerte. Según refirió, fue arrojado al mar por sus colegas quienes lo acusaron de traición al defender los principios democráticos y constitucionales como valores principales. Fue considerado un traidor por sus compañeros de armas y arrojado al mar vivo y sin la previa aplicación de sedantes utilizados con otros prisioneros.
He tratado de reflejar de modo imparcial la historia completa, que como se ha resaltado, tiene graves contradicciones en la información que actualmente está disponible, aunque no ha de ser muy difícil descubrir la verdad en esta materia.
El horror del crimen y el horror de las desapariciones, no pueden ser olvidados. Cuando se habla de “memoria”, ésta ha de ser completa. Las penas han de ser para todos, y los Derechos Humanos, entendidos como el respeto a la dignidad de la naturaleza humana, también. Y si se habla de Justicia, ésta ha de ser aplicada de modo igual a los involucrados, en el marco de la búsqueda de la Concordia.
Emilio Nazar Kasbo
IMPERDIBLE!!!!!! Reportaje del negro Oro a Luis Ramos de L.J. Ramos brokers Inmobiliario, uno de los mas importantes de la Argentina.



http://www.youtube.com/watch?v=aEj-F_tSiVM&feature=share



miércoles, junio 13, 2012


Carta abierta al Jefe del Estado Mayor de la Armada de la República Argentina


miércoles, 13 de junio de 2012

CARTA ABIERTA AL JEFE DEL ESTADO MAYOR DE LA ARMADA DE LA REPUBLICA ARGENTINA


13 de Junio de 2013.
Al Jefe del Estado Mayor General
Armada de la República Argentina
Carlos Alberto Paz

Hace nueve años que el régimen que detenta el poder en la Argentina profundiza sistemáticamente su política de destrucción de las Fuerzas Armadas. No solo se basa esta política en deteriorar económica y profesionalmente a sus cuadros sino que ha sumado a ello una inmoral persecución a  los integrantes de las mismas que actuaron en ellas en momentos en que la Patria era asolada por bandas terroristas.

Desde el momento, años atrás, en que el jefe de estado mayor de una de las Fuerzas tuvo que subirse a un banquito para descolgar un cuadro se supo que los estamentos superiores de estas pasaban a ser títeres de la hostilidad y el ansia de desquite que anida en el centro mismo del Poder Ejecutivo de la Nación.

Que el cargo de ministro de defensa sea ocupado por ignorantes cuya única cualidad destacable es el odio a las Fuerzas Armadas o mangantes que solo pretenden  mantenerse allí agachando la cabeza frente a cualquier iniquidad ordenada no exime ni eximirá a los jefes de estado mayor de las Fuerzas Armadas por su colaboración con quienes tienen como objetivo la destrucción de ellas.

Las estupideces jurídicas manipuladas por el Ejecutivo Nacional respecto de la obediencia que debe el personal naval a sus superiores han quedado varadas en eso, estupidez. Hoy podemos asumir que la obediencia debida sigue siendo dogma de fe entre aquellos que presumiendo de ser jefes en las Fuerzas Armadas se someten a las cotidianas indignidades que la comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de la república Argentina hace ejecutar contra ellas.

Usted, siguiendo los pasos de su antecesor ha aceptado ascender post morten- ascenso reservado a los héroes que dan su vida por la Patria-, a Jorge Devoto, ex marino y un simple criminal que fue cómplice del asesinato del Capitán de Corbeta Jorge Bigliardi, Oficial de Marina y, por si lo había olvidado, camarada suyo. Esto no es solo una afrenta al camarada abatido; esta es una afrenta a la Armada de la República Argentina, a sus integrantes en actividad o retirados y a los héroes que combatieron en una guerra cruel entablada por el terrorismo internacional al cual pertenecía el ahora ascendido.

No se equivoque, pretender ennoblecer a un delincuente es una acción que se inserta en la más profunda de las necedades, lo haya decidido usted o la comandante en jefe. Aún así, quiero suponer que no fue idea suya esta bufonada, pero se lo ordenaron y usted obedeció sin pensar que al ser partícipe de este acto quedaba asociado a un hecho criminal cometido en el pasado.

Sepa, si alguien no se lo ha dicho ya, que quienes le ordenaron proceder de esta manera ni lo respetan ni tienen por usted consideración alguna. Usted no ha ganado nada por si mismo. El poder que cree tener es sólo un préstamo en la medida que se porte bien o hasta que deje de servirle en acciones espurias a la comandante en jefe. Después, ya usado, será tirado al tarro de los desperdicios y enviado a su verdadero castigo, el desprecio de aquellos que alguna vez llamó camaradas.

jueves, junio 07, 2012

FELIZ DIA DEL PERIODISTA

A TODOS LOS QUE DE ALMA RELATAN LA REALIDAD Y NO EL RELATO, MI RECONOCIMIENTO POR EJERCER ESTA PROFESION TAN CAPITAL, QUE EN LAS DEMOCRACIAS OCCIDENTALES SE LLAMA "CUARTO PODER".
EN NUESTRA ARGENTINA, TAN VAPULEADA POR LOS VAIVENES DE LA POLITICA, SER PERIODISTA ES UNA PROFESIÓN DE ALTO RIESGO POR ESO, AQUELLOS PERIODISTAS INDEPENDIENTES, VALIENTES, QUE DESAFÍAN EL PELIGRO FÍSICO Y LA INANICIÓN, MERECEN NUESTRO RECONOCIMIENTO Y  EL ETERNO AGRADECIMIENTO QUE SE LE DEPARA A LOS SOLDADOS DE LA VERDAD.
UN RECUERDO AL MAESTRO DE PERIODISTAS, BERNARDO NEUSTADT Y NUESTRAS  ORACIONES PARA QUE EL DR. MARIANO GRONDONA SE REPONGA PRONTO Y VUELVA AL RUEDO.


miércoles, junio 06, 2012

Mi derecho a PROTESTAR


Por Cecilia Pando.


Esta semana, distintos medios de comunicación, especialmente de tinte oficialista, no han cesado de “acusarme” por haber participado y difundido los últimos “cacerolazos” en Capital Federal. Al parecer, sigo perteneciendo a una categoría distinta del resto de los mortales. Al cercenamiento de mi libertad de pensamiento y de expresión, hoy siento que tampoco tengo derecho a protestar.

No pido que me aplaudan por agitar la cacerola, pero al menos me gustaría que no se descalificara mi persona. Me parece buenísimo que otros ciudadanos, conformes con los actos del gobierno, expresen sus razones para oponerse a los cacerolazos. Pero no entiendo por qué, para argumentar en contra de la protesta, se termine agraviando a los que así desean expresarse. Según estos medios, quienes se oponen a las decisiones gubernamentales son todos fachos, gorilas, procesistas, y en mi caso particular, se le agrega el clásico “defensora de genocidas y represores”.

En muchas oportunidades dije y vuelvo a repetir que no estoy de acuerdo con la política de derechos humanos llevada a cabo por el gobierno, ya que constituye una visión parcial de la historia que no reconoce a las víctimas del terrorismo. Porque en nombre de la justicia se termina violando la Constitución Nacional y las Leyes en los juicios seguidos contra militares, policías, fuerzas de seguridad y civiles que participaron en la guerra contra el terror organizado. Para los medios oficialistas pensar así es estar de acuerdo con la dictadura y ser defensora de genocidas. No entienden que trabajo por el respeto a la ley y la Constitución porque si hoy se viola la ley para ellos, mañana se puede violar para cualquier ciudadano.

Parece que por pensar de esta manera no tengo derecho a manifestarme en un cacerolazo, diciendo BASTA de corrupción, de inflación, de inseguridad… En los últimos años, mi familia fue perseguida por pensar distinto, haciéndole perder a mi marido el trabajo en tres oportunidades.

La primera vez fue en marzo de 2005, cuando difundí en forma pública una “Carta abierta al Comandante en Jefe de las fuerzas Armadas”, defendiendo la continuidad de Monseñor Baseotto como Obispo Castrense. En esa misiva cometí el terrible pecado de expresar lo que pensaba, diciendo cosas como esta:
“Con mucha indignación, como esposa de un Oficial del Ejército Argentino, me siento en la obligación moral de expresarle a nuestro presidente el sufrimiento y la desazón que puedo observar en muchos hombres de armas, como consecuencia de la situación creada en torno a la remoción de Monseñor Baseotto… Creo que usted se está equivocando y mucho... Usted no tiene el menor derecho a remover al Obispo Castrense de las Fuerzas Armadas. Creía yo que los tiempos de la Monarquía Absoluta habían terminado, pero parece que en Argentina la cosa no es así…  No se meta en un terreno que sólo puede crear división, no se equivoque de época, no estamos en el tiempo de los emperadores, usted no puede hacer lo que quiera... Vivimos gracias a Dios en democracia, y usted debe ser el primero en aceptar y respetar a las distintas instituciones que cumplen su cometido... Nuestro país necesita que todos los sectores nos aunemos en un proyecto común... no exaspere los rencores y las divisiones... no violente las conciencias... porque los creyentes no estamos dispuestos a pasar por alto cuestiones que atañen a la fe y a los principios...”
La segunda vez que perdió su trabajo, fue cuando me acompañó a un programa de televisión, titulado “Tres Poderes”, donde juntos volvimos a cometer la terrible locura de expresar lo que pensábamos. 

Y la tercera, fue hace unos meses atrás, por una llamada de “arriba” diciendo al empleador que no podía comprender cómo podía trabajar para él el esposo de una defensora de los clásicos genocidas.

Todo esto fue -y es todavía- muy duro para nosotros. Tuvimos que volver a empezar de cero, no cómo recién casados sino con la responsabilidad de siete hijos maravillosos, que siempre nos han apoyado en todo. Tuvimos que volver a pensar cómo pagaríamos la escuela de los chicos, el alquiler del departamento, la comida de todos los días… Todo por animarnos a pensar distinto que el poder de turno. Parece que estoy condenada a cerrar la boca en un país que supuestamente vive en democracia.

¿Qué por qué participo en los cacerolazos? ¿Les parece poco? ¿Alguien puede privarme el derecho de protestar? Miren sino tengo motivos para agitar la cacerola…

Y en última instancia, no hago más que seguir el ejemplo de un presidente, que por otra parte fue el principal responsable de nuestros desvelos. Decía el extinto emperador que él no iba a dejar sus convicciones en la puerta de la casa de gobierno…Yo no hago más que seguir su consejo: Me niego a dejar mis convicciones escondidas en el ostracismo del hogar. Me niego a entregar mi libertad al estado. Y sé que más tarde o más temprano, como en los cuentos de hadas,  este régimen de opresión habrá terminado. Y el apellido Kirchner muy pronto será olvidado, porque en el recuerdo de las generaciones sólo permanecen aquellos que entregaron algo de su vida… Y los Kirchner no han hecho otra cosa que quedarse con todo lo nuestro. Nos robaron nuestros sueños, se apropiaron de nuestra historia, se quedaron con la república, nos quitaron la justicia…y como si esto fuera poco… se hicieron millonarios usando el poder en beneficio propio… y todo eso en nombre de la memoria, la verdad, y la justicia…